Google+

NOVEDADES

05/02/2015

Workshop de Storytelling con Javier Argüello ¿Cómo creamos la realidad? | Complot Escuela de Creativos

Complot_escuela_creativos-Workshop_Javier_Argüello-00

Los #Comploters nos reunimos en la escuela dispuestos a disfrutar del Workshop de Storytelling impartido por Javier Argüello. Durante esos dos días aprendimos a ver y valorar cómo se construyen los relatos en el escenario de la comunicación y cómo la publicidad, cada vez más, precisa de grandes historias.


 
El Storytelling ha llegado a la Publicidad para quedarse. Es una tendencia con firme intención de perdurar”. Iniciamos el workshop expectantes con estas palabras de Javier Arguello que nos hicieron conectar con la realidad de las historias y nuestro entorno publicitario.

El primer consejo de la tarde que lanzó para los #Comploters fue que entendiéramos el universo de las marcas a través de la creación de sus historias personales. Es imprescindible llegar a la emocionalidad así que desde el principio debíamos aprender a pensar en emocionar al público y en cuál era la mejor forma de hacerlo. Solo era el inicio de un gran viernes pero ya teníamos por delante un desafío, y eso nos encanta.

Debemos tener premisas que nos ayuden a lograr los objetivos, pensar en el “Qué pasaría si…” sin miedo, para así ponernos en el efectivo camino de contar algo. Hay que exprimir al máximo la originalidad y no tener miedo a meternos en el apasionante mundo de contar historias para generar vínculos. Por ejemplo, un buen caso de storytelling es el anuncio de Coca-Cola “Pastillas Mágicas”:

Según nos contó Javier, explicar una historia es dar a conocer tus valores y te ayuda a diferenciarte de los demás, es tu discurso personal. Por esta razón, la realidad de cada marca se crea a partir de historias, pero también debemos valorar que éstas historias pueden cambiar en cualquier momento porque deben evolucionar.

Nos hizo pensar que todo depende del contexto en el que vivimos y nos forjamos, de ahí nacen las historias que contaremos y muchos de los elementos que la compondrán. No se viven las mismas situaciones en Barcelona que en la otra punta del mundo: “Imaginen un mundo contado completamente diferente al que conocemos. Las historias se van construyendo según el mundo en que vivimos cada uno de nosotros y según lo que, en ese mundo, nos van contando”.

¿Cómo creamos la realidad? Rápidamente Javier nos contó una hitoria para entenderlo mejor y ver que el mundo tiene múltiples puntos de vista: “Cuando Alejandro Magno llegó a Oriente no se pudo entender con ellos. El mundo, tal y como lo veía él, no era el mismo mundo que ellos veían allí. A Alejandro Magno sólo le interesaba conquistar la otra mitad del mundo para ser más respetado pero no entendió que para los de Oriente ese hecho no era importante y carecía de valor”.

Después de esta reflexión, todos empezamos a dar rienda suelta a nuestra imaginación como pequeños storytellers. Sacamos como conclusión  que todo es ligeramente relativo y que la realidad, según la entendemos, es un campo de probabilidades que se crea a partir de nuestras historias o casos personales.

Entendido este punto, nos pusimos en marcha con un concepto clave: Hay que ir de la acción a la idea y no al revés. ¿Qué quería decir Javier con esta frase? Nos enseñó que a partir de acciones cotidianas se pueden desarrollar grandes ideas: “Si no pensamos en qué le puede pasar al personaje, nunca entenderemos cuál es su objetivo”. De esta forma, nos animó a dejarnos seducir por las historias y a pensar en cosas que nos pasan a nosotros a nivel personal para desarrollar luego una buena idea.

Nos hizo pensar en el cine que hemos visto y en los libros que hemos leído, ya que son grandes referentes y están repletos de temas universales que todos hemos vivido alguna vez: el amor, la muerte… Todas las grandes ideas, para Javier Argüello, surgen a partir de una historia universal porque apelan a la emocionalidad y son más fáciles de recordar. Así que llegados a este punto no dudó en animarnos a ver mucho cine y a leer la novela “Cuentos de amor de locura y de muerte” para hacer buena publicidad y comprender sus historias. Además, nos enseñó algunos ejemplos gráficos para dejar claro cuáles son las diferentes estructuras narrativas y para que aprendiéramos a diferenciarlas cuando construyamos nuestros relatos. Habló de Arquitrama, de Minitrama y Antitrama y nos entregó un caso práctico para trabajarlo de cara al segundo día de workshop.

Los #Comploters tuvimos un reto por delante y debíamos resolverlo en menos de 24 horas. Nos tocaba aplicar todo lo aprendido, así que el sábado nos reunimos por grupos y buscamos diferentes elementos para solucionar el problema planteado en clase. ¿Cómo construimos una historia entorno a un jarrón de aparieciencia normal? Las presentaciones de cada grupo empezaron con muchas ganas. Todos organizamos nuestro relato aplicando la estructura que nos enseñó Javier el día anterior: incidente incitador, complicaciones progresivas, crisis, clímax y resolución. Fue muy interesante descubrir cómo cada uno de nosotros había creado una historia en la que un jarrón azul era el protagonista.

Javier se despidió con un tip muy interesante: “Contad vuestras historias al mundo. Cuando vives de primera mano una historia puedes extraer verdaderamente un significado y aplicarlo de forma coherente a una campaña. Así que creed en lo que hacéis y contárselo a todos”.

Muchas gracias Javier por animarnos a explotar nuestra creatividad usando la apasionante técnica del storytelling y su entramado mundo.  Estos 2 días de workshop han sido muy inspiradores e intensos para todos nosotros y estamos seguros de que a partir de ahora vamos a tener muchas cosas que contar. ¡Esperamos verte pronto por aquí!

*Coordinadoras de Creatividad Integral y Creatividad Digital, Anna y Yolanda.

    Deja un comentario